Hay varias complicaciones postoperatorias implantes dentales: como la dehiscencia quirúrgica de la herida, lesiones a dientes adyacentes, lesiones del nervio dentario inferior e infección.

Dehiscencia quirúrgica de la herida: Si el cierre del colgajo no se realizó libre de tensión o si en la base del colgajo existen grandes y fuertes inserciones musculares se pueden presentar dehiscencias en la herida quirúrgica a los 7 a 10 días de la cirugía. Esto no ocurrirá si la sutura se hace en dos planos y el periostio protege el hueso. Si eso ocurre se hará una cicatrización por segunda intención. Solo en el caso en el cual haya exposición del hueso, se deberá hacer un lavado profundo y desinfección del área antes de volver a hacer la sutura de los colgajos.

Lesiones a dientes adyacentes: Un procedimiento incorrecto en la colocación de un implante puede ocasionar lesión al diente natural adyacente o quedar muy cerca de este. En este caso se debe realizar un tratamiento endodóntico del diente afectado posiblemente seguido de una apicectomía. En el peor de los casos es necesario extraer el diente y reemplazarlo con un implante.

Lesiones del nervio dentario inferior: La lesión del nervio dentario inferior puede ocurrir más frecuente de lo que pensamos. Esto ocurre si no hemos planeado adecuadamente la colocación de los implantes. Los efectos sensoriales (anestesia o parestesia) relacionados con una lesión pueden ser temporales, si la lesión es parcial. Si la lesión del nervio fue completa los efectos pueden ser de muy prolongados a permanentes. En el caso en el cual se atrajese el conducto dentario con un implante, este debe ser retirado en forma inmediata y ser remplazado por otro más corto. Si la lesión neurosensorial persiste, el paciente debe ser remitido a un neurocirujano.

Infección: Es una situación poco común que ocurre entre la primera y la tercera semana de haber hecho la cirugía, incluso habiendo dado terapia antibiótica adecuada y enjuagues bucales con clorhexidina. En estos casos no solo hay pérdida de implantes sino una pérdida marcada del hueso. En esto casos es obligatorio retirar los implantes comprometidos, raspar el tejido afectado y hacer un enjuague local con tetraciclina en todo el tejido infectado.

Este procedimiento debe ir acompañado de una buena dosis de antibiótico por vía sistémica.