2 a 4% de los implantes dentales no se oseointegran de forma satisfactoria y se pierden por «rechazo», inclusive sin haber sufrido infecciones.


El manejo de esta complicación es volver a colocar los implantes con una mayor longitud y diámetro en el mismo momento de la remoción del implante fallido o esperar entre 45 y 60 días para hacerlo.

Oseointegración incompleta: Esta complicación se puede percibir en el momento de la colocación del pilar de cicatrización. En este momento se percibe como el implante se mueve a medida que se va colocando el pilar. En caso de que no haya evidencia clínica ni radiológica de esta complicación el procedimiento que se debe hacer para sobreponerse a esta complicación es:

Retirar el implante dental, limpiar el lecho profusamente y colocar un nuevo implante de mayor diámetro en forma inmediata o esperar de 45 a 60 días para volver a colocarlo. Se sugiere el manejo con antibióticos.

Desenroscar el implante un 5% de su longitud, permitir que ocurra un leve sangrado y volverlo a fijar en posición. A los 3 a 4 meses mirar los progresos del mismo. Se sugiere el manejo con antibióticos.

Desenroscar el implante por completo del lecho. Dejar que ocurra un buen sangrado y colocar el implante nuevamente en el lecho.

Complicaciones en la cirugía avanzada en implantología

Los datos obtenidos a partir de la literatura muestran que las complicaciones en la cirugía avanzada en implantología no son frecuentes pero existen.

No se deben olvidar en ningún momento las posibles complicaciones como las comunicaciones oroantrales, enfermedades crónicas del seno maxilar, alteraciones neurosensoriales en el labio y en los dientes anteriores inferiores, laceraciones en la parte superior sagital del seno, hematomas intracraneanos, fracturas de las crestas ilíacas, dolor, infecciones en los sitios donantes y pérdidas de los injertos.

Durante la transposición del nervio dentario inferiores el momento en el cual se pueden producir la mayor cantidad de complicaciones. Entre las mayores secuelas de esta cirugía están la pérdida temporal y transitoria de la sensibilidad. Es esencial prevenir y tener gran experiencia clínica para hacer este tipo de tratamientos.