Hay muy raras veces que al colocar un implante dental el paciente, este al cabo de unos días tiene la sensación de que se mueve. Esto a veces se produce por una mordida con excesiva presión, algún golpe, o porque la oseointegración tarda unos días en consolidar la posición del tornillo, por lo que en este caso simplemente hay que ser paciente hasta que el hueso rodea el implante y fija su posición. También es importante saber que el implante dental y el coronario son cosas diferentes. Por lo tanto lo que hay que determinar en primer caso  si la sensación de movimiento viene del implante coronario o del implante dental.

Generalmente es muy difícil que el mismo paciente pueda diferenciar cual es el problema, por lo que es recomendable acudir a un odontólogo experto para que diagnostique exactamente qué esta pasando. Por ejemplo, cuando nos referimos a los problemas sobre el implante coronario, hablamos sobre la muela que se ubica sobre el tornillo, que puede moverse por la forma en que este fijada o porque por alguna razón se haya podido ejercer una presión excesiva fuera de lo normal que ha provocado que este acabe desplazándose un poco de su posición original y provoque movimiento. Como decimos esto es bastante improbable, ya que por lo general la fijación es realmente fuerte, pero a pesar de ello si hubiera algún problema de movimiento, la solución es tan sencilla como que el dentista vuelva a colocar la corona.

Otro movimiento puede ser que el mismo tornillo insertado se mueva, bien por una mala oseointegración o porque ha habido una infección o problema bucal que ha afectado la unión entre el hueso y el implante. Este problema por lo general afecta a las personas que no han llevado una correcta salud bucal en general. Hay que tener en cuenta que es vital tener una buena salud bucal para evitar infecciones, caries, o cualquier problema derivado del ataque bacteriano que sufren nuestros dientes, ya que esto afecta a los implantes, a los dientes naturales y a la boca en general.

Por lo general los implantes dentales, si tienen una correcta oseointegración y la corona está bien colocada y si tenemos una correcta salud dental, estos no se mueven ni se moverán. Si desea tener más información sobre implantes, recuerde que si hay un error en la colocación o un problema de salud posterior que afecta al implante, este se puede volver a colocar de forma correcta en una intervención que el mismo dentista realizará.