Las principales complicaciones intraoperatorias de los implantes dentales son la hemorragia de los tejidos, perforaciones accidentales del hueso, fenestraciones óseas corticales, cierre incompleto del colgajo.

Complicaciones intraoperatorias de los implantes dentales

Hemorragia de los tejidos: Esta complicación puede ocurrir durante la incisión del colgajo y durante la elevación del mismo. Esto puede ser causado por el corte de un pequeño vaso sanguíneo o del periostio. El manejo de esta complicación se hace con la compresión de los tejidos blandos por unos minutos, utilizando una esponja o gasa húmeda. Si la lesión afecta a una arteriola se deberá ligar con una sutura reabsorbible.

Si la hemorragia se causó al lesionar un vaso sanguíneo que iba por dentro del hueso donde se colocó el mismo. En este caso se debe colocar el implante lo mas rápido posible. El implante servirá de tapón y se interrumpirá el sangrado.

Perforaciones accidentales del hueso: Durante la preparación del lecho del implante es muy importante tener en cuenta todas las mediciones hechas en las radiografías y durante la valoración clínica, con el fi n de poder realizar una cirugía segura. Sin embargo se debe tener siempre en cuenta que las imágenes radiográficas incluso los CT pueden tener un error sistemático.

También puede haber errores al hacer el tallado del hueso. Por ejemplo perforación de la cortical del piso de la nariz al hacer el tallado para la colocación de los implantes del incisivo al canino superior. Si la perforación se realiza con la primera fresa de 2 mm, se debe disminuir la profundidad de la preparación y luego  se hará todo el procedimiento en forma normal.

Si el problema ocurre al final del procedimiento, el implante se puede poner, pero se debe buscar-siempre la estabilidad primaria del implante. Lo mismo ocurre cuando se hace la perforación del piso del seno. Es muy raro que ocurra una proyección del implante dentro del seno maxilar. Ésto puede ocurrir cuando se utiliza un implante cilíndrico en los cuales la estabilidad primaria es muy frágil y se perfora el seno maxilar. En este caso, el único tratamiento posible es retirar el implante del seno maxilar mediante un procedimiento de Caldwell-Luc.

Fenestraciones óseas corticales: Al utilizar la cirugía y prótesis guiada, es frecuente ver fenestraciones corticales alrededor de los implantes. Si estos defectos son pequeños (menos de un tercio de la longitud del implante) y se ubican en el tercio apical, no se requiere de ningún tratamiento en particular. Si la fenestración es mayor a un tercio de la longitud del implante, o en el cuello o en el tercio coronal, se necesitará realizar un procedimiento de ROG. Esto ayudará a la colocación del implante. Si la estabilidad primaria no es posible de obtener en la primera fase quirurgica será indispensable la colocación de los implantes en una segunda fase quirurgica.

Cierre incompleto del colgajo: Una complicación común al finalizar la cirugía es el cierre deficiente del colgajo luego de haber hecho una ROG. Se puede ver que las dos partes del colgajo no confrontan sus bordes. Para poder elongar el colgajo, se pude hacer una incisión horizontal sobre el periostio a nivel de la base de la parte interna con un bisturí nuevo. Este corte debe ser hecho sin interrupciones de un extremo al otro de las incisiones verticales relajantes.

Si con esta técnica no se logra este incremento para lograr el cierre del cólgajo, se hará una transposición de un injerto del paladar a la cresta media alveolar.