Muchas veces se encuentran defectos combinados y se debe usar un injerto óseo monobloque de mentón o rama mandibular para regenerar el sobre óseo mediante técnicas avanzadas de regeneración ósea guiada.

Programa de mantenimiento de la regeneración ósea guiada

Aunque hay estudios clínicos e histológicos que demuestran que la regeneración ósea guiada puede conseguirse en un implante transmucoso, y por lo tanto el cierre primario del tejido blando no es un requisito imprescindible para el resultado exitoso del tratamiento regenerativo.

Se debe poner mucho cuidado y atención en el meticuloso control de la placa bacteriana durante el tiempo de regeneración, porque ros tejidos alrededor del implante difieren del diente en:

  • El implante no tiene inserción de las protectoras fibras conectivas de la unión dentogingival del diente.
  • El aporte vascular a la mucosa periimplantaria proviene solamente de los vasos alveolares supraperiósticos; y no hay contribución alguna desde el ligamento periodontal.
  • La relación células/fibras colágenas de los tejidos blandos es diferente.
  • Aunque la microflora en salud y enfermedad es similar, los signos clínicos y la progresión de la periimplantitis difieren enormemente de la periodontitis.

Por esto el establecimiento de un programa de mantenimiento personalizado con revisiones periódicas para evaluar el estado del implante, la prótesis y los tejidos vecinos es crucial para el éxito del tratamiento con implantes. Este programa de inspección debe incluir:

  • presencia de placa y cálculo
  • aspecto clínico del tejido periimplantario
  • estudio RX del implante y estructuras periimplantarias al año, 3 y 5 años
  • esquema oclusal y estabilidad de los implantes y la prótesis
  • profundidad de sondaje y presencia de sangrado y supuración al sondaje
  • confort del paciente y funcionalidad
  • constantes ajustes y reforzamiento de la técnica de higiene
  • remoción del cálculo de los implantes y la prótesis
  • uso apropiado de antimicrobianos
  • reevaluación del intervalo de tiempo entre visitas, modificándolo de acuerdo a la higiene demostrada.