Muchos de nuestros pacientes se lo preguntan: ¿Puente o implante?

Para algunas personas, los puentes o prótesis ordinarios resultan incómodos porque les producen irritaciones, tienen bordes demasiado estrechos o incluso en algunos casos provocan nauseas. Además, los puentes tradicionales deben sujetarse a los dientes de ambos lados del espacio vacío, lo que suele generar una presión o tensión que puede poner en riesgo a estos dientes de soporte. Una ventaja de los implantes es que no es necesario desgastar los dientes adyacentes para que sostengan a los dientes de reemplazo.

Ante la pregunta de elegir entre puente o implante hay que tener en cuenta que uno de los problemas esenciales del puente es que para colocarlo hay que tallar los dientes de apoyo, situados a la izquierda y a la derecha del espacio sin diente. Serán los llamados pilares del puente. Encima de ellos se inserta la prótesis, fijada a través de coronas artificiales. Entre las coronas se encuentra colgado el diente artificial, llamado póntico, que rellena el espacio si diente y está situado cerca del hueso maxilar para simular ser un diente natural. Por ello, con el tiempo, se va perdiendo hueso, al igual que un músculo que no se utiliza va perdiendo volumen progresivamente.

¿Y si a la izquierda y a la derecha no hay dientes vecinos porque el espacio sin diente está al final de la arcada? ¿O uno de los dientes vecinos tiene una esperanza de vida baja y por tanto no es apropiado para ejercer de pilar para el puente? en ese caso la mejor solución son los implantes dentales.

Una corona soportada por un implante no necesita ganchos de fijación como un puente. Además, el implante permite al hueso maxilar mantener su forma natural. El diseño de los implantes reproduce la anatomía de la raíz dental natural, por lo que transmiten la fuerza de forma apropiada y modelan correctamente el hueso y la encía  Nadie notará la diferencia, ni siquiera Ud. mismo. Sus nuevos dientes funcionan igual que sus dientes naturales de siempre. Consulte nuestra Web para más información.

Para recibir implantes, simplemente es necesario tener encías sanas y hueso adecuado que soporte el implante. El paciente simplemente tiene que mantener una boca sana con una adecuada higiene bucal y las visitas ordinarias al dentista para asegurar que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.

Solicite una primera visita gratuita, le asesoraremos sobre su caso.